El nuevo Opel Mokka-e gana el “Volante de Oro 2021” en Alemania | Club Opel Mokka

El nuevo Opel Mokka-e gana el “Volante de Oro 2021” en Alemania

Tyrol

Administrador
Miembro del equipo
El nuevo Opel Mokka-e ha ganado el “Volante de Oro 2021”, derrotando a una dura competencia y reivindicando uno de los premios más prestigiosos de la industria de la automoción en Alemania como el “Mejor coche de menos de 25.000 euros”.

El Mokka-e continúa la racha de éxito de Opel en este premio ya que el año pasado el Opel Corsa-e 100% eléctrico también se llevó el “Volante de Oro” a Rüsselsheim. Tras el Ampera-e en 2017 y el Corsa-e en 2020, el Mokka-e es el tercer modelo 100% eléctrico y también el primer SUV de Opel en conseguir este codiciado galardón. Los vehículos eléctricos con el Blitz electrizan a los expertos y a los lectores de AUTO BILD y BILD am SONNTAG tanto como a sus clientes.

“Nuestro Opel Mokka-e es extraordinario, y lo ha demostrado una vez más en los premios ‘Volante de Oro’ de este año”, expone el CEO de Opel, Uwe Hochgeschurtz, en la ceremonia de entrega de premios celebrada en la Axel Springer Haus de Berlín. “Con tecnologías de vanguardia y un diseño sin concesiones, el Mokka-e permite que la movilidad eléctrica sea divertida en todos los sentidos. Estamos muy contentos de que nuestros clientes, los lectores de AUTO BILD y BILD am SONNTAG, así como el jurado de expertos, lo vean de la misma forma”.

Opel Mokka-e: el atractivo de la propulsión eléctrica con el Blitz en el Opel Vizor

El nuevo Opel Mokka-e no sólo impresiona por su diseño audaz y puro, sino también por sus prestaciones. El motor eléctrico con 100 kW/136 CV y 260 Nm de par máximo proporciona potencia al mismo tiempo que ofrece una conducción casi en completo silencio. Gracias a su batería de 50 kWh, permite recorrer hasta 338 kilómetros sin la necesidad de parar a cargar, según la normativa WLTP. Su velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 150 km/h. El sistema de frenada regenerativa de última generación consigue que el Mokka-e sea aún más eficiente, permitiendo recuperar energía durante las fases de desaceleración y frenada. La batería puede cargarse rápidamente hasta el 80% en 30 minutos en un punto de carga de 100 kW de corriente continua.

Opel-Mokka-e.jpg

Opel y el “Volante de Oro”: todos los ganadores de Rüsselsheim

El Opel Mokka-e es el último de una orgullosa lista de vehículos Opel que han ganado el “Volante de Oro”. El premio, que desde 1976 ha entregado BILD am SONNTAG, y desde 2009 en cooperación con AUTO BILD, lo ha ganado la marca del rayo, el Blitz, en 19 ocasiones. Todo comenzó en 1978, dos años después de la creación del premio, con el Opel Senator A.

En el camino hacia la victoria en el “Volante de Oro”, los lectores de AUTO BILD y BILD am SONNTAG son los primeros en votar. Eligen a sus tres favoritos en cada categoría, enviando a la final a los elegidos. A continuación, en el DEKRA Lausitzring, un destacado jurado de expertos compuesto por periodistas, pilotos y especialistas en automoción evalúa a cada uno de los finalistas según criterios basados en el esquema de pruebas de AUTO BILD.

Año “Volante de Oro”Modelo
1978Opel Senator A
1979Opel Kadett D
1981Opel Ascona C
1982Opel Corsa A
1984Opel Kadett E
1987Opel Senator B
1990Opel Calibra
1994Opel Omega B
1995Opel Vectra B
1999Opel Zafira A
2002Opel Vectra C
2005Opel Zafira B
2009Opel Astra J
2010Opel Meriva B
2012Opel Zafira Tourer
2015Opel Astra K
2017Opel Ampera-e
2020Opel Corsa-e
2021Opel Mokka-e

1978 – Opel Senator A: el primer “Volante de Oro”

En 1978 la marca del rayo ganó su primer “Volante de Oro” con el Opel Senator. Presentado en septiembre de 1977, en el Salón del Automóvil IAA, el Senator llegaba como el sucesor de los legendarios Kapitän, Admiral y Diplomat, y fue el buque insignia de Opel hasta 1993. El Senator de 1978 estaba disponible con tres motores: un 2,8 litros con 103 kW/140 CV, un 3,0 litros con 110 kW/150 CV y, como tope de gama, un 3,0 litros con 132 kW/180 CV.

Opel-Senator-A.jpg

1979 – Opel Kadett D: la galardonada maravilla por su espacioso interior

Un año más tarde Opel volvía a lo más alto del podio. El Kadett D de 1979 fue el primer compacto de Opel con tracción delantera y proporcionó a la compañía el segundo “Volante de Oro”. Gracias a sus motores transversales y a la ausencia del eje de transmisión a lo largo del túnel conseguía ofrecer a los pasajeros un amplio espacio a pesar de sus dimensiones compactas y de ser 126 mm más corto que su predecesor. Además, el Kadett introdujo nuevas mecánicas con un árbol de levas en cabeza. El motor OHC de cuatro cilindros y 1,3 litros generaba 44 kW/60 CV o 55 kW/75 CV. Además del espacioso familiar, con un volumen de carga de hasta 1.425 litros, Opel ofrecía dos versiones con carrocería de dos volúmenes. En enero de 1983 apareció el deportivo Kadett GTE, con un motor de cuatro cilindros de 1,8 litros que desarrollaba 115 CV y alcanzaba una velocidad máxima de 187 km/h.

Opel-Kadett-D.jpg

1981 – Opel Ascona C: las cosas buenas vienen de tres en tres

En 1981 fue el turno del Opel Ascona C como el encargado de representar al fabricante de automóviles con sede en Rüsselsheim. Fue el primer modelo de Opel del segmento medio con tracción delantera, disponible con carrocería de tipo berlina y familiar. La gama de motores del Ascona C estaba formada por motores de gasolina, de 1,3 a 1,6 litros y un diésel de 1,6 litros.

Opel-Ascona-C.jpg

1982 – Opel Corsa A: un coche pequeño pero de gran impacto

Sólo 12 meses más tarde, en 1982, un nuevo modelo de Opel arrasó en los premios “Volante de Oro”: el Corsa A. El primer utilitario de Opel exhibía unas proporciones compactas con una reducida longitud, con solo 3,62 metros. Tenía unos pronunciados pasos de rueda, como los de un coche de rallies, y un coeficiente de penetración aerodinámica excepcionalmente bajo, de 0,36, que, con gran probabilidad, era el mejor de su segmento. El Corsa A se diseñó sobre todo para atraer al “hombre de la casa”. La versión Corsa GSi de 72 kW/98 CV, era la más destacada de la gama. Las carrocerías de dos y tres volúmenes con dos puertas se ampliaron en 1985 con la llegada de la popular de cinco puertas. Con 3,1 millones de unidades producidas, el Corsa A se convirtió en un gran éxito de ventas.

Opel-Corsa-A.jpg

1984 – Opel Kadett E: otro compacto ganador

Cinco años después de ganar el primer “Volante de Oro”, el Kadett volvió a ocupar la primera posición con la nueva generación presentada en 1984. El segundo Kadett de tracción delantera, fabricado entre 1984 y 1991, fue un ganador absoluto ya que también obtuvo el premio al “Coche del Año” de 1984. Además, el Kadett está considerado como un campeón en aerodinámica. El deportivo GSi, con un Cx de 0,30, dejó boquiabiertos a los expertos, e incluso la versión sedán alcanzó un increíble valor, con 0,32. En total, del campeón en aerodinámica se vendieron 3,78 millones unidades.

Opel-Kadett-E.jpg

1987 – Opel Senator B: por un centavo, por una libra

El Opel Senator B también consiguió repetir el éxito de su predecesor. Basado en el Opel Omega de tracción trasera, el nuevo buque insignia se ofrecía principalmente con motores de seis cilindros; con el 3 litros en línea de 115 kW/156 CV a la cabeza. Se podía colocar una moneda en la zona del motor y ésta no se caía cuando el propulsor estaba en marcha. Más tarde se introdujo una versión del motor de 6 cilindros con 4 válvulas por cilindro, un sistema de admisión variable Dual-Ram y unos potentes 150 kW/204 CV.

Opel-Senator-B.jpg

1990 – Opel Calibra: el atleta brilla

Un verdadero campeón ganó el “Volante de Oro” en 1990: un impresionante coupé con un coeficiente de penetración aerodinámica de récord, con 0,26. El Calibra estaba disponible con potentes motores de entre 85 kW/115 CV y 150 kW/204 CV. El Opel Calibra Turbo, con tracción total y una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 6,8 segundos, suponía la guinda del pastel. Un motor V6, con 125 kW/170 CV, completaba la oferta. En el ámbito de las carreras un Calibra V6 se coronó campeón de turismos en el ITC de 1996.

Opel-Calibra.jpg


1994 – Opel Omega B: el coche grande que se lleva el oro

La segunda edición del Omega dejó una impresión especial en el jurado. Su dinámico diseño, amplio espacio interior y los nuevos motores V6, con culatas de aleación, y hasta 155 kW/210 CV impresionaron a los expertos. Los nuevos airbag garantizaban un alto nivel de seguridad para todos los ocupantes. La versión familiar contaba con una capacidad de carga infinita, lo que lo convertía en el coche ideal para familias y comerciales, mientras que la versión de tres volúmenes era consideraba como una berlina de representación.

Opel-Omega-B.jpg
 

Tyrol

Administrador
Miembro del equipo
1995 – Opel Vectra B: con aerodinámicos espejos integrados

La característica más llamativa del Opel Vectra eran sus aerodinámicos retrovisores exteriores, que formaban una unidad armónica con la parte delantera del coche; una característica a la que el jurado del “Volante de Oro” simplemente no pudo resistirse. El Vectra también obtuvo la victoria por sus nuevos y eficientes motores de gasolina, de 1,6 a 2,6 litros, con potencias de entre 55 kW/75 CV y 125 kW/170 CV. Por otra parte, los motores diésel de inyección directa, con cilindradas de entre 1,7 y 2,2 litros, con un ejemplar consumo, celebraban su debut.

Opel-Vectra-B.jpg

1999 – Opel Zafira A: el artista con siete asientos del cambio rápido

¿Quién lo inventó? Opel. Sí, el monovolumen compacto que puede pasar de ser un completo siete plazas a un vehículo de transporte con un impresionante volumen de carga máximo de 1.700 litros en un instante: ¡en sólo 15 segundos! sin necesidad de sacar del coche un solo asiento es una obra de Rüsselsheim. La fórmula se llama Flex7 y ayudó al Zafira a ganar el “Volante de Oro” en 1999. Gracias a este ingenioso concepto los asientos desaparecen bajo el suelo del vehículo cuando es necesario. Esta maravilla por su flexibilidad también impresiona por sus dimensiones compactas y excelente dinamismo.

Opel-Zafira-A.jpg

2002 – Opel Vectra C: maestro de la electrónica

El Vectra de tercera generación defendió con éxito el título de su predecesor ganando el oro una vez más. El nuevo coche del segmento medio entró en la era de la electrónica, conectó sus sistemas a través de CAN bus (Controller Area Network), en lugar de con mazos de cables, e incorporó una dirección asistida electrohidráulica. Las potencias de sus motores de gasolina y diésel oscilaban entre los 74 kW/100 CV y 206 kW/280 CV, con cilindradas de 1,6 a 3,2 litros. En 2004 Opel también equipó al Vectra con la suspensión activa IDS Plus con Control Continuo de la Amortiguación (CDC), que garantiza la adaptación constante de los amortiguadores a cada situación de conducción.

Opel-Vectra-C.jpg

2005 – Opel Zafira B: completando la docena de oro

La segunda generación del Zafira continuó marcando las pautas en su segmento con una evolución del sistema de asientos Flex7 y, nuevamente, ganó el “Volante de Oro”. Además, también fue considerado como el monovolumen más rápido del planeta cuando su versión OPC, con 177 kW/240 CV, completó una vuelta al circuito de Nürburgring Nordschleife en un tiempo de 8:54:38 minutos. Sus 240 potentes caballos bajo su capó y extraordinario dinamismo le ayudaron a conseguir este récord.

Opel-Zafira-B.jpg

2009 – Opel Astra J: una pieza de diseño compacto

En 2009, el Astra J, una auténtica pieza de diseño, siguió los pasos del Kadett D, por su maravillosa habitabilidad, y del Kadett E, el campeón en aerodinámica, asegurando el tercer galardón de Opel en el “Volante de Oro” en el segmento de los compactos. El Astra seguía la nueva filosofía de diseño de Opel: “El arte escultural se une a la precisión alemana”. Además, el Astra J incorporaba modernos sistemas de asistencia a la conducción, como el Opel Eye y los faros AFL+, capaces de iluminar las curvas. La tecnología de suspensión adaptativa FlexRide le permitía a adaptarse al instante a cada situación de conducción y los ocupantes de las plazas delanteras disfrutaban del viaje desde unos asientos con certificación AGR (Campaña para unas Espaldas más Saludables).

Opel-Astra-J.jpg

2010 – Opel Meriva B: tan inteligente, tan compacto y tan dorado

El hermano pequeño del Zafira consiguió el oro en 2012 con el Meriva B, subrayando la experiencia de Opel en monovolúmenes. El jurado quedó convencido por su versátil sistema de asientos traseros FlexSpace e innovador sistema de puertas traseras con apertura hacia atrás o tipo suicida. Las puertas FlexDoors facilitan el acceso y acomodo de los niños en las plazas traseras a la par que aseguran una cómoda entrada y salida para los pasajeros de elevada estatura. La gama de motores ofrecía gran potencia y reducidos consumos gracias al downsizing y la sobrealimentación. Las potencias oscilaban entre 55 kW/75 CV y 103 kW/140 CV.

Opel-Meriva-B.jpg

2012 – Opel Zafira Tourer: el salón sobre ruedas

El Zafira recibió a un compañero premium, con el Zafira Tourer, e inmediatamente se alzó con otro “Volante de Oro”. Además de por su flexible interior, la nueva estrella impresiona por su confort, propio de un salón, su techo solar panorámico de cristal e innovaciones como el control de velocidad basado en radar o la alerta de colisión frontal.

Opel-Zafira-Tourer.jpg

2015 – Opel Astra K: salto cuántico

Y el ganador es: la actual generación del Astra se basa en una arquitectura ligera completamente nueva, dispone de ultramodernas mecánicas y permite una extraordinaria conectividad a través de la integración del smartphone y el asistente de conectividad y servicio personal OnStar. El Astra también continúa la tradición de Opel de introducir en el segmento de los compactos sistemas que hasta entonces sólo eran conocidas en los segmentos superiores. Todo ello dio lugar a la consecución del “Volante de Oro” en 2015.

Opel-Astra-K.jpg

2017 – Opel Ampera-e: el campeón de la gama eléctrica

El Opel Ampera-e dejo plantada a su competencia con una aceleración similar a la de un coche deportivo y, con diferencia, la mayor autonomía eléctrica de su segmento. Con una sola carga de la batería de iones de litio de 60 kWh puede recorrer hasta 520 kilómetros según el Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC). Y el Opel Ampera-e también impresiona cuando se enfrenta al ciclo de velocidad definido bajo el ciclo WLTP3 (Procedimiento Mundial Armonizado para el Ensayo de Vehículos Ligeros); basándose en esta prueba, los ingenieros estiman una autonomía combinada WLTP3 de 380 kilómetros. El Ampera-e acelera de 0 a 50 km/h en sólo 3,2 segundos. Además, el Ampera-e, en sus 4,16 metros de longitud, ofrece un amplio espacio para hasta cinco pasajeros y un maletero de 381 litros (1.274 litros con los asientos abatidos); una mezcla que vale su peso en oro.

Opel-Ampera-e.jpg

2020 – Opel Corsa-e: el superventas electrificado

Con la sexta generación del Corsa, el superventas utilitario se convierte en 100% eléctrico. Gracias a su batería de 50 kWh, el Corsa-e puede recorrer hasta 337 kilómetros con una sola carga (bajo el ciclo WLTP3) y, por lo tanto, es adecuado para su uso a diario. Ofrece espacio para hasta cinco ocupantes y la versión de acceso a la gama ya cuenta con numerosos sistemas de asistencia a la conducción de alta tecnología. Con el Corsa-e Opel permite que la movilidad eléctrica sea asequible.

Opel-Corsa-e.jpg

2021 – Opel Mokka-e: Audaz, puro, extraordinario y sin emisiones

El Opel Opel Mokka-e sigue la estela del Corsa-e le como el último ganador del “Volante de Oro”. Con el nuevo frontal de la marca en su exterior, el Opel Vizor, y el Pure Panel completamente digitalizado en su interior, el recién llegado impresiona al instante. Además, el Mokka-e 100% eléctrico cuenta con una autonomía libre de emisiones de hasta 338 kilómetros (bajo el ciclo WLTP3) sin necesidad de parar para cargar.

Fuente: Opel
 
Arriba Pie